Consejos para prevenir los problemas del sueño en el niño

Ratio:  / 5
MaloBueno 

Las dificultades para dormir en los niños muchas veces vienen determinadas por el ambiente en el que viven.

Los cuidados de los padres, especialmente de la madre al principio, las reacciones de estos ante su llanto o su malestar, las condiciones físicas ambientales y el temperamento del niño condicionarán su respuesta y el establecimiento de un buen hábito de sueño.

Consejos en el lactante:

-Las primeras semanas el ritmo de sueño y alimentación es muy variable, especialmente si toman el pecho. Hay que respetar su ritmo teniendo en cuenta que no siempre lloran por hambre y que no deben estar más de 3-4 h. sin comer, especialmente durante el día.

-Procure desde el principio no dormir al niño mediante ayudas externas: meciéndolo, con luz , paseándolo, cantándole, etc. Es conveniente dejarlo despierto en la cuna para coger el sueño.

-Antes de poner al niño a dormir es recomendable realizar siempre el mismo ritual de modo que le ayude a tranquilizarse, relajarse y finalmente dormirse.

-Procure que se duerma siempre en la cuna , si lo acostumbramos a dormirse en nuestra cama o en otro lugar le estamos dificultando el aprendizaje.

-Si llora se le debe asistir y calmar, pero se debe procurar que no se acabe durmiendo en nuestros brazos. Si el niño está despierto pero tranquilo en la cuna sin dormirse no se le debe arrullar ni sacar de la cuna, él solo cogerá el sueño.

-Las tomas de pecho o biberón de la noche deben ser más rápidas que las del día y es conveniente no estimular al niño en esas tomas para facilitarle que siga durmiendo.

-Si el niño utiliza el chupete para dormir es mejor retirarlo una vez haya cogido el sueño -A partir de los 4 meses se recomienda sacar al bebé de la habitación de los padres .

Consejos a partir del año

 

-El niño necesita un horario para acostarse y para despertarse, igual que necesita tener un horario regular de comidas, de paseo. También debe tener un horario para la siesta.

-La habitación debe estar templada, si pasa frío o calor la calidad del sueño es peor y favorece que se despierte durante la noche.

- Evitar estímulos a últimas horas del día para que el niño no se excite y tenga facilidad para coger el sueño.

-Tanto el exceso de alimento como el hambre le dificultarán el sueño.

-Debe estar acostumbrado a dormirse sin ayuda, si depende de los padres o de estímulos externos para coger el sueño los reclamará cuando se despierte .

-En caso de necesitar ayuda para dormir hay que revisar las rutinas diarias y modificarlas, cuanto más tarde realice el aprendizaje más costoso será para él y para los padres.

Artículos relacionados: ¿Cuanto debe dormir un niño?