La educación como herramienta para prevenir accidentes

Ratio:  / 6
MaloBueno 

La educación en la primera infancia es la mejor inversión de futuro

La prevención de accidentes en el niño requiere de:

al_borde_

  • Prudencia, para pensar en prevenir los posibles peligros.
  • Tiempo para cuidar y proteger al niño.
  • Disciplina para enseñarle hasta donde pueden llegar.

La disciplina tiene que ser ligera, constante y lógica. Se puede administrar con una mirada, una palabra, un acto de privación o un tono de voz serio y firme.

En los primeros 3-4 años, la protección debe ser 100% responsabilidad de los cuidadores. La supervisión constante tendrá que dejar paso poco a poco a la autonomía, haciendo al niño responsable, educándolo en su cuidado y protección.

Hacia los 10 años el niño tiene que estar seguro de sí mismo y tener una independencia casi absoluta en todos los quehaceres cotidianos.

De esta forma llegaremos a la adolescencia con unos hábitos y unos valores que le permitan discernir entre lo bueno y lo malo, lo que es peligroso y lo que no, lo que está permitido y lo que es socialmente inaceptable, y que por lo tanto sea capaz de tomar decisiones por sí mismo.

Durante la infancia, la sobreprotección y la falta de disciplina por un lado y el rigor extremo por el otro, son factores constantes de accidentes. El niño educado con disciplina excesiva y sobreprotegido, se puede revelar contra las imposiciones y puede ser propenso, por lo mismo, a padecer accidentes.

Poco a poco se le irá enseñando los peligros con los que se puede encontrar y como evitarlos. Le daremos ejemplo con nuestra conducta. Se le darán instrucciones y herramientas para sortear los peligros, por ejemplo enseñándole a nadar, las normas de circulación para peatones, etc.

Cuando llegue el momento oportuno (cuando empiece el desarrollo sexual y antes de que inicie vida social fuera de la familia) se le informará sobre sexo y drogas.

Llegado este punto, el joven ya ha tenido que recibir toda la educación que como padres seamos capaces de darle. Debemos dejarle claro que pueden contar con nosotros en cualquier momento, pero tendremos que dejar de controlarlo para que pase a controlarse por sí mismo.

Artículos relacionados:

Prevenir los problemas de conducta desde la infancia

 Prevención de accidentes infantiles como usuarios de vehículos

 Riesgo de accidentes en la infancia en relación al desarrollo evolutivo

Las bicicletas son para el verano