¿Qué son los trastornos del comportamiento en los niños?

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Se considera que un niño o un adolescente presenta un trastorno del comportamiento cuando su conducta no se ajusta a la normalidad en el contexto en el que vive, es decir que se sale de las normas establecidas para su edad.

Se define la conducta como trastorno cuando persiste por lo menos 6 meses y cuando la conducta inadecuada tiene consecuencias para el niño y su entorno (en casa, en el colegio, con los amigos o en la calle).

Son cada vez más frecuentes y son motivo de consulta de los padres al pediatra de manera habitual.

Se dan con mayor frecuencia en el sexo masculino y también suelen presentarse en los niños en edades más tempranas. 

¿Se pueden prevenir?

 Estos trastornos idealmente deben prevenirse mediante la educación en la familia. En muchos casos el estilo educativo de los padres tendrá que ser modificado poniendo al niño normas claras de conducta y creando buenos hábitos de alimentación, higiene y descanso que permitan al niño tener unas rutinas más ordenadas.

También la relación con el hijo debe ser adecuada a su edad: el niño debe ser querido y atendido por los padres con la dedicación que cada momento evolutivo necesita. A veces las conductas inadecuadas pueden tener origen en una falta de cariño y un abandono de los niños por parte de sus padres.

Los problemas de los padres (de relación entre ellos, situaciones de desempleo o enfermedades) se trasladan a veces a los niños y  pueden ser para ellos una fuente de malestar permanente.

Cuando las conductas no mejoran con la intervención de la familia y la escuela se planteará la evaluación y el tratamiento psicológico del niño o el adolescente, pues hay que tratar de evitar a medida que el niño crezca el fracaso escolar, las conductas delictivas o el consumo de substancias que suelen aparecer en la adolescencia.

Artículos relscionados

Prevenir los problemas de conducta desde la infancia

La disciplina en los niños. Reglas a tener en cuenta

Cómo enseñar disciplina en los niños

El castigo como herramienta educativa