LAVADO DE MANOS: La mejor forma de evitar infecciones

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La higiene de las manos es  la más eficaz de las medidas para evitar la propagación de enfermedades  infecciosas como la diarrea o los procesos respiratorios como la gripe y los catarros tan frecuentes en los niños pequeños.

La higiene de manos  en el ámbito doméstico se realiza con agua y jabón mientras que en el ámbito sanitario se realiza con jabón antiséptico lo cual permite eliminar los gérmenes patógenos y evitar su contagio.

Como lavarlas:

Las manos deben lavarse con agua y jabón. El jabón se aplica sobre la mano húmeda, hay que frotar bien con el jabón sobre todas las partes de la mano: palma, dorso, entre los dedos y no olvidar la limpieza de las uñas. Se debe frotar durante un mínimo de 20 segundos para que las manos queden suficientemente limpias.

Para finalizarse aclaran bien las manos con agua y se secan bien, preferiblemente con aire o papel secamanos ya que la tela húmeda favorece el crecimiento de gérmenes.

 

Cuando deben lavarse

Al llegar a casa

Antes de dar el pecho o de preparar biberones

Antes de cocinar

Antes de las comidas

Antes de atender a un enfermo o realizar una técnica como la cura de una herida

Después de ir al baño

Después de cambiar los pañales al bebé o de limpiarle tras haber ido al baño

Después de toser, estornudar o limpiarse la nariz

Después de haber tocado animales, sus alimentos y también sus excrementos

Después de tocar objetos sucios o basuras.