Consejos para la prevención de la vulvovaginitis inespecífica en las niñas

Ratio:  / 5
MaloBueno 

La vulvovaginitis inespecífica es sumamente frecuente.  Los episodios ocurren más comúnmente entre los 2 y 7 años, por una serie de circunstancias favorecedoras.

Factores favorecedores de la vulvitis en la infancia

Falta de vello protector

La ausencia de labios menores hace que la vulva quede expuesta a la contaminación, al sentarse en el suelo o ponerse en cuclillas.

Cercanía entre el ano y la vagina.

Rascado o malas técnicas de limpieza cuando inician la higiene autónoma.

Sintomatología.

Flujo amarillo o verdoso que mancha y acartona la ropa interior.

Ardor y picor

Puede haber un ligero sangrado por la irritación de la mucosa o por el rascado

Consejos para prevenir la vulvovaginitis inespecífica en las niñas

Debemos enseñar a las niñas desde pequeñas una serie de hábitos como:

Lavar las manos antes y después de orinar o defecar

No tocar la vulva con las manos sucias.

Ponerse las bragas antes que los zapatos y evitar que toquen el suelo.

No dejar caer las bragas al suelo cuando se va al servicio.

Tras la defecación, limpiar siempre de adelante a atrás.

Limpiarse las veces que haga falta tras defecar hasta que el papel quede limpio.

Orinar con frecuencia sin retener.

Proporcionar a las niñas:

Jabón neutro suave para la higiene íntima. En caso de dermatitis atópica o propensión a las irritaciones, usar un jabón especial para la higiene de la zona vulvar.

Ropa interior de algodón, holgada y fresca.

Papel de water suave, y mejor blanco.

Toallas suaves y limpias para el secado.

No usar polvos de talco con perfume.