Melanocitosis dérmica congénita (Mancha mongólica)

Ratio:  / 3
MaloBueno 

La melanocitosis dérmica congénita, también conocida como mancha mongólica o callana es una discromía hiperpigmentaria de la piel.

El nombre de mancha mongólica deriva de que es mucho más frecuente en individuos de etnia asiática, amerindia o negra (80-90% de los individuos, frente a un 1-10% en la raza blanca).

Es una mancha de color azul grisáceo que tienen algunos recién nacidos, habitualmente en la zona del sacro y nalgas.

Puede ser más o menos extensa y puede afectar a otras zonas del cuerpo: espalda, hombros, piernas y pies.

No aparece en las palmas de pies y manos ni en la cara.

Son manchas planas, de formas irregulares con la piel de aspecto normal y de un tamaño que no suele superar los 10 cm.

En pieles oscuras suelen ser más intensas y más extensas. Pueden ser confundidas con hematomas si el color es azul intenso.

Son manchas benignas, no se asocian a ninguna enfermedad.

Esta mancha suele desaparecer hacia el final del segundo año de vida, a veces algo más tarde.

Las de piernas y pies pueden permanecer.