Consejos para prevenir el cáncer

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El mecanismo del cáncer es multifactorial, o sea, uno o más factores van actuando en el tiempo, habitualmente sobre un organismo predispuesto, desencadenando finalmente la producción de alteraciones celulares y cáncer.

Son numerosos los factores que se relacionan con el riesgo de desarrollar un cáncer, y sobre los que debemos actuar para prevenirlo.

A continuación, una serie de consejos:

1-    Protegerse del sol adecuadamente (ver Protección del sol y el calor).

2-    Llevar una vida activa ( hacer deporte 3-5 días por semana), caminar un mínimo de 30 minutos al día, no pasar todo el tiempo libre en actividades sedentarias, subir escaleras en lugar de ascensor, caminar en lugar de coger transporte para pequeños desplazamientos.

3-    No consumir substancias tóxicas: alcohol, tabaco, drogas ilegales.

4-    Evitar la exposición a agentes tóxicos ambientales: no hacer deporte al lado de una calle con mucho tráfico, ventilar bien la casa a diario y evitar humedades, no estar en ambiente con humo de tabaco, usar el extractor en la cocina, no respirar pinturas o disolventes, evitar el contacto e inhalación de los productos de limpieza. Protegernos adecuadamente en la exposición laboral a tóxicos.

5-    Realizar una alimentación saludable:

      -tomar 5 raciones entre fruta y verdura al día

      -reducir el consumo de grasas y azúcares

      -consumir pan y cereales integrales habitualmente

      -tomar los lácteos desnatados

      -evitar el consumo excesivo de carne, en especial carnes rojas y                         embutidos, se recomiendan 3-4 raciones semanales

      -aumentar el consumo de pescado a 3-4 veces por semana

      -aumentar el consumo de legumbres a 3-4 veces por semana en sustitución de la carne (ver alimentación saludable)

      -evitar consumo habitual de fritos, ahumados y salazones

6-    Realizar la prevención adecuada según la edad y factores de riesgo de cada persona: mamografías, control de lesiones en la piel, citología de cuello uterino, etc.

7-    Consultar con el médico si aparecen algunas alteraciones como: bultos, herida que no cicatriza, lunares que cambian de aspecto, tos o ronquera persistente, sangrado intestinal.

Los factores carcinogénicos van acumulando sus efectos nocivos, por tanto serán más peligrosos cuanto más tiempo actúen y cuanto mayor sea la exposición. Esto nos lleva a pesar en los niños.

Estos son especialmente sensibles a todos los factores de riesgo y tienen mucho futuro por delante, por tanto debemos ser especialmente cuidadosos con ellos en los primeros años de vida en tres aspectos:

-Evitar excesiva exposición al sol y quemaduras solares

-Crear buenos hábitos alimentarios que serán protectores frente a estas enfermedades

-Evitar su exposición al humo del tabaco