Uso de los fotoprotectores

Ratio:  / 6
MaloBueno 

El sol es imprescindible para la vida pero sus efectos pueden ser perjudiciales para las personas si no tomamos las medidas preventivas adecuadas.

Tipos de rayos solares

-Ultravioleta A: Actúan sobre la capa más superficial de la piel (epidermis) favorecen el bronceado, pero también a largo plazo pueden causar envejecimiento de la piel, manchas, cataratas y otros problemas oculares y cáncer cutáneo.

-Ultravioleta B: Actúan sobre la capa más profunda de la piel (dermis), provocando la producción de melanina y favoreciendo el bronceado. Son los responsables de las quemaduras solares.

-Ultravioleta C: Estos rayos solares son muy perjudiciales y habitualmente no llegan a nosotros ya que son filtrados por la capa de ozono que recubre la tierra.

 

Tipos de productos solares

 -Bronceadores: Favorecen el bronceado de la piel, algunos sin necesidad de exposición a los rayos solares y otros mediante la exposición al sol.

-Fotoprotectores : Estos llevan filtros solares, lo cual permite el bronceado evitando los daños que el sol puede causar sobre la piel. (quemaduras , envejecimiento, cáncer de piel).

Los filtros solares de estos productos pueden ser de 3 tipos:

  • -Físicos: Actúan como una pantalla impidiendo que los rayos solares penetren en la piel. Indicados en niños, especialmente menores de 3 años.
  • -Químicos: Absorben la radiación solar y la transforman haciéndola menos dañina para la piel. Permiten el bronceado. Actúan frente a los ultravioleta A y B.
  • -Biológicos: Actúan en el interior de la piel, potenciando su capacidad de defensa inmunológica contra la radiación solar. Son cada vez más utilizados.
  • -Productos para hidratar, suavizar y reparar la piel tras la exposición solar (conocidos como After sun). 

El Factor de Protección Solar (FPS)

 Indica el número de veces que el producto aumenta la protección natural en nuestra piel frente a la quemadura solar. Es un valor orientativo .Cuando compramos un producto solar buscaremos el nº del FPS en función a nuestro tipo de piel o fototipo.

Fototipo I: Personas de piel muy blanca, nunca se ponen morenos y la piel se les pone roja con facilidad. FPS 50 o más.

Fototipo II: Personas de piel muy blanca pero que se pigmentan algo con la exposición solar. Se queman con facilidad. .FPS muy alta 50 o más

Fototipo III: Personas que se pigmentan y se queman moderadamente con la exposición solar. Es el fototipo de los europeos caucásicos. FPS 25-35 o superior

Fototipo IV: Personas que se pigmentan con facilidad tras la exposición solar y se queman poco. Es el fototipo más común en los mediterráneos. FPS 15-25 o superior.

Fototipo V: Personas de piel bastante oscura que se pigmentan inmediatamente y no se queman con facilidad. FPS 8-15 o superior.

Fototipo VI: Piel negra, nunca se queman. Deben usar FPS 8 o superior.

Siempre es aconsejable usar un FPS superior al que nos indique nuestro tipo de piel especialmente cuando no estemos bronceados.

Hay personas que creen que con un FPS alto la piel no se bronceará, cosa que es falsa.

 

Resistencia al agua

 Se deben usar este tipo de protectores cuando vamos a estar en contacto con el agua, dulce o salada. Se considera que su efecto permanece unos 40 minutos de baño en los “water-resistant” y hata 80 minutos en los “waterproof “.

Uso de los fotoprotectores

  •  Ponerlo siempre 30 minutos antes de la exposición al sol, es decir antes de salir de casa.
  • Aplicarlo sobre la piel bien seca, limpia y sin perfumes o desodorantes.
  • Usar el FPS adecuado al tipo de piel.
  • Aplicar el producto generosamente y no olvidarse de los pies, manos, orejas, nuca.
  • No dejar de usarlos aunque estemos bronceados.
  • Los bebés no deben exponerse nunca al sol. Se pueden utilizar filtros físicos a partir de los seis meses y hasta los 3 años.

Tras la exposición solar

Al llegar de la playa o la piscina es necesario ducharse y aplicarse una crema hidratante o bien un producto after sun que permite dejar la piel bien hidratada, contribuye a disminuir el efecto oxidante solar y ayuda a mantener el bronceado.

Artículo relcionado:Protección del sol y el calor