Cambios en la piel y su cuidado durante el embarazo

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Autores Ana Bergua y Begoña Marzal

Durante el embarazo los cambios hormonales favorecen que el aspecto de la piel sea más terso y saludable.

También debido a los cambios hormonales pueden aparecer cambios en la piel no deseados como manchas oscuras, estrías, etc. que debemos conocer para poder prevenirlas o minimizarlas si no se puede evitar su aparición.

Estrías - Se producen por la rotura de las fibras del colágeno. Hay personas que están predispuestas genéticamente a su aparición y es frecuente que se den en el embarazo.

Cuando aparece la estría es una lesión rojiza que puede picar, cuando cicatriza se vuelve de color blanco y algo hundida.

Los productos específicos para las estrías no las eliminan pero sí que ayudan a prevenir su aparición por lo que se aconseja usarlas desde el principio del embarazo .Se deben aplicar una o dos veces al día sobre abdomen, muslos y pechos que son las zonas dónde suelen aparecer las estrías. Es importante hacer masaje de la zona al aplicar el producto para estimular la circulación sanguínea.

Cloasma – Se denominan así las manchas oscuras que aparecen en las mejillas, frente y labio superior. A veces desaparecen tras el parto.

Siempre se debe usar protección solar, aunque no estemos en verano. Esto evitará que las manchas se hagan más oscuras y que salgan en otras partes del cuerpo expuestas al sol.

Los tratamientos  para eliminar las manchas nunca deben usarse durante el embarazo ya que pueden ser muy perjudiciales para el feto.

Oscurecimiento de la línea alba – Es la línea que va del pubis al ombligo. Se vuelve más oscura durante el embarazo y unos meses después del parto se aclarará.

Arañas vasculares - Son puntos rojos con líneas finas del mismo color  que salen de ese punto dando una imagen como de pequeñas arañas. Aparecen en el primer y segundo trimestre del embarazo. Suelen presentarse en la cara, manos, brazos o tronco. Suelen desaparecer 2-3 meses tras el parto, aunque no siempre.

Puntos rubí - Puntos de color rojo intenso. Suelen aparecer en cara y cuello y suelen desaparecer tras el parto.

Edemas, varices, pesadez de piernas - Estos problemas vasculares son bastante frecuentes en el embarazo. Existen productos específicos para favorecer el retorno venoso  como cremas o geles fríos. Se deben tener en cuenta las medidas preventivas como evitar el sedentarismo y el sobrepeso, usar calzado cómodo y llevar ropa amplia.

Seguir  una alimentación equilibrada y  tomar suficiente agua a diario es fundamental para el mantenimiento de la salud de la piel y también de las uñas y el cabello.

Artículo relacionado; 

Embarazo saludable. Recomendaciones generales