Dolor de espalda inespecífico en el niño mayor y joven. Preguntas y respuestas

Ratio:  / 1
MaloBueno 

El dolor de espalda es raro en el niño pequeño y cuando esto ocurre hay que pensar en un problema orgánico, en cambio a partir de los 10 años su prevalencia aumenta y habitualmente la causa es inespecífica, o sea que no se encuentra una justificación clara.

No es un motivo frecuente de consulta al pediatra, sin embargo, cuando se hacen encuestas, se descubre que su prevalencia (muy variable según los estudios) es de un 10% a los 10 años y sobre un 70% al final de la pubertad.

En un estudio realizado en nuestra población (Esplugues de Llobregat) en jóvenes de entre 14 y 16 años, el 40% de los consultados, referían dolor de espalda.

¿Qué factores predisponen al dolor de espalda?

  • Sexo femenino
  • Edad cercana a la adolescencia
  • Existencia de antecedentes familiares
  • Padecimiento de otros dolores
  • El uso de mochilas o carteras con un peso superior al 10% del peso del niño
  • Tabaquismo
  • Hábitos posturales erróneos
  • Sedentarismo
  • Práctica de deportes de competición o muy intensos
  • Muchas horas de ordenador, televisión o videojuegos
  • Ambiente familiar o escolar conflictivo
  • Trastornos del estado de ánimo (depresión o ansiedad)

¿A qué se debe el dolor de espalda?

En la mayoría de los casos (90%) se debe a un mal funcionamiento de la musculatura de la espalda, y no a un problema orgánico (10%) por anomalía de la columna vertebral o algún otro problema

¿Qué puedo hacer para evitarlo?

Incidir en lo posible sobre los factores de riesgo que hemos comentado antes.

Evitar el sedentarismo. que conlleva una falta de musculatura

Evitar los malos hábitos posturales Estos provocan no sólo dolor de espalda, sino también de hombros y cuello.

Practicar deporte .El ejercicio fomenta que la musculatura de la espalda sea potente, resistente y elástica. Sólo si el entrenamiento no se hace bien o es demasiado intenso puede dar problemas. Hay, no obstante algunos deportes que pueden favorecer el desarrollo de dolores en la espalda e incluso lesiones. Son aquellos que provocan movimientos forzados de flexo-extensión de la columna o de torsiones (por ejemplo la gimnasia rítmica) o bien aquellos asimétricos que desarrollan mucho más una parte de la espalda que otra (como por ejemplo el tenis).

¿Qué hacer ante un dolor de espalda?

  • Ante un dolor puntual y moderado, hay que intentar hacer una vida lo más normal posible.
  • Evitar el reposo absoluto, hacer ejercicios suaves.
  • Puede ser necesario evitar el deporte por unos días.
  • Tomar algún analgésico como paracetamol o ibuprofeno

Si el dolor persiste, si es recurrente, o ha habido un antecedente traumático importante hay que acudir a un facultativo.

Artículos relacionados:

Consideraciones sobre las mochilas en el escolar