Consideraciones sobre las mochilas en los escolares

Ratio:  / 6
MaloBueno 

De todas las opciones de transportar el material escolar (bolsos, carteras, bandoleras, maletas, mochilas con ruedas y mochilas en la espalda), la más aconsejable es la última, siempre que se tengan en cuenta una serie de consideraciones sobre el diseño, el contenido a transportar y la forma de llevarla.

En relación con las mochilas escolares hay que tener en cuenta:

  • A pesar de los numerosos estudios realizados para relacionar el peso de la mochila o la forma de llevarla con el dolor de espalda en los niños, no se ha conseguido establecer una correlación estadísticamente significativa. Esto es debido a que habitualmente intervienen en el dolor varios factores que se entremezclan.
  • Todos los especialistas están de acuerdo en que llevar mochilas sobrecargadas puede ocasionar malestar y cansancio.
  • El uso de mochilas en niños sanos no provoca deformidad vertebral
  • El uso de mochilas sobrecargadas puede inducir una cifosis postural (Curvatura hacia delante de la columna a nivel dorsal).

como_ cargar_ la_ mochilaDiseño de la mochila (características ergonómicas)

El tamaño apropiado para el niño. Vendrá determinado por el peso y la estatura del niño.
Respaldo acolchado y semirrígido
Hombreras anchas, ajustables y acolchadas
Fijaciones en el pecho y/o la cintura
Compartimientos para organizar mejor el contenido y hacer la carga más estable.
En caso de mochilas con ruedas, tendrían que tener el asa lo suficientemente larga como para poderla llevar empujando hacia delante y sin curvar la columna. Nunca tirando de ellas lo que provoca un giro de la columna y un estiramiento del hombro hacia atrás 

¿Cómo debe llevarse la mochila?

  • Centrada en la zona dorsal de la espalda, con un asa en cada hombro (reguladas simétricamente) y con almohadillas en las zonas de apoyo óseo.
  • La parte superior debe estar en la línea que une los hombros.
  • La parte inferior no bajará más de 5cm de la cintura. Evitar la moda de llevarla separada de la espalda y caída, apoyada en la zona lumbar o glúteos.
  • Es recomendable que vaya fijada a la parte anterior del pecho o cintura. Esto evitará que la mochila se mueva al caminar y repartirá mejor el peso.
  • Al levantarla del suelo hay que seguir las mismas recomendaciones que cuando se levanta cualquier peso, con las dos manos y flexionando las rodillas.

cmo no cargar la mochilaContenido

Aunque el peso máximo aconsejado, difiere según los diversos expertos, en general se recomienda que este no sobrepase el 10 o 15 % del peso del niño.
El material debe estar ordenado de forma que lo que esté más cerca de la espalda sea lo más pesado y plano. Intentar que el peso quede equilibrado.
Llevar sólo lo necesario para el día.
El uso de hojas sueltas que se puedan archivar, en vez de una libreta para cada asignatura, disminuye considerablemente el peso.

 

Artículo relacionado:

Dolor de espalda en el niño mayor y joven